Header Ads

  • Breaking News

    QUÉ son las varices y CÓMO evitarlas

    Foto: Pexels

    1. ¿Qué son las varices?

    Nuestro sistema circulatorio está diseñado para moverse en un solo sentido, de modo que la sangre cumpla un ciclo completo y retorne de nuevo al corazón. Así, la sangre rica en oxígeno fluye por las arterias impulsada por el corazón con el fin de irrigar hasta la parte más distante de nuestro cuerpo. Del mismo modo, el corazón también ejerce de motor de aspiración para atraer de nuevo la sangre pobre en oxígeno y rica en CO2 a los pulmones y purificarla.


    Esta sangre fluye por las venas en un camino que en nuestras extremidades resulta vertical, sobre todo en las piernas. ¿Como consigue la sangre subir por el sistema venoso? Gracias a la que el corazón trabaja como una bomba de aspiración, pero también por la flexión compresiva que hacemos de nuestras piernas y sobre todo por unas válvulas de contención del retroceso que poseen las venas, que solo dejan que la sangre fluya en dirección ascendente y no tenga un efecto de reflujo hacia abajo.
    En ocasiones el sistema venoso se debilita por distintos motivos y pierde su elasticidad, con lo que las venas se dan de sí y las válvulas ya no cierran tan bien. Como consecuencia empieza a producirse un reflujo de sangre en sentido de la gravedad que frena a la sangre ascendente. El resultado es que la sangre se estanca en esta zona: ni sube ni baja y ensancha la vena, que se ve abultada. Esto son las varices.

    2. ¿Por qué se dan sobre todo en las piernas?

    Las piernas son la parte del cuerpo que más cuesta irrigar, dada su longitud y su posición contraria a la gravedad en la subida de la sangre venosa. Para facilitar este ascenso el sistema se divide en dos capas, una superficial o venas safenas y otra de venas profundas. Las varices suelen darse en las venas safenas porque son las más expuestas y visibles, pero pueden provenir de las venas profundas. El problema de las piernas es que son las extremidades que menos se mueven, que están más forzadas por las posturas laborales y que, a diferencia de los brazos, rara vez invierten su posición respecto de la gravedad.

    3. ¿Qué síntomas y efectos tienen?

    • Las varices pueden tener varios síntomas,
    • El más frecuente es la típica araña de venas rosadas o violetas que en un grado mayor del trastorno pueden afectar a la piel, dándole un tono pardo amoratado.
    • También el dolor superficial, como si tuviéramos la pierna inflamada.
    • Otro síntoma es la sensación de cansancio en las extremidades.
    • En estadios más acentuados pueden darse llagas en la piel y hemorragias.

    4. ¿Por qué se dan mucho más en las mujeres?

    Los hombres, con la edad, también son susceptibles de sufrir varices, puesto que las venas pierden su elasticidad y las válvulas su eficacia. Sin embargo, este problema es mucho más común en las mujeres y a edades mucho más tempranas por causa de los cambios hormonales acaecidos en la pubertad, el embarazo y la menopausia. También el uso de anticonceptivos puede acelerar la aparición de varices.

    5. ¿Qué factores aumentan el riesgo de varices?

    • La vida sedentaria aumenta mucho el riesgo de padecer varices. Sobre todo el permanecer de pie mucho rato sin movernos o bien al contrario, estar sentados largas horas, especialmente si cruzamos las piernas e impedimos la circulación sanguínea.
    • El calor, que dilata en exceso las venas, puede provocar varices al perder las venas su eficiencia.
    • La obesidad es otro factor que dispara el riesgo de varices.
    • Las dietas pobres en fibra, que provocan estreñimiento, son también una causa frecuente de la aparición de varices.
    • La edad es otro factor que aumenta el riesgo de varices.
    • Existe una cierta predisposición genética en la aparición de este trastorno circulatorio.

    6. ¿Cómo se pueden evitar las varices?

    • El ejercicio físico es fundamental: andar mucho, subir escaleras, nadar, ir en bicicleta o hacer ejercicios de piernas tumbados en el suelo de modo que fomentemos la circulación y buena elasticidad de las venas.
    • Debemos evitar fuentes de calor en las piernas: el agua de la ducha o bañera demasiado calientes, etc.
    • En cambio, el contraste térmico es bueno: el paso de frío a calor más o menos extremo en las extremidades favorece la elasticidad de las venas y evita que se den de sí provocando varices.
    • Los masajes con geles y cremas con alcoholes que al evaporarse enfrían la piel son recomendables.
    • Una dieta rica en fibras vegetales.
    • Evitar el sobrepeso y la obesidad.
    • Evitar llevar pantalones, calcetines o panties excesivamente apretados, pues impiden la correcta circulación de la sangre.
    • Procurar no estar demasiado rato de pie sin movernos o, al contrario, permaneces muchas horas sentados. Romper estar rutinas con paseos ocasionales y flexiones de piernas.
    • En el caso de estar sentados, evitar cruzar las piernas y usar un reposapies para mantener estas extremidades elevadas.

    7. ¿Se pueden curar las varices?

    Hay ciertas técnicas quirúrgicas (la safenoctomía) que pueden eliminar buena parte de las venas safenas varicosas, ya sea bien extrayéndolas físicamente o con técnicas láser. Se trata sin embargo de intervenciones estéticas, que tienen una recuperación de entre una y tres semanas y que solo solventan nuestro aspecto.


    Pero no solucionan el déficit de irrigación que sufría la zona por culpa de las varices. En consecuencia, aunque nos operemos, deberemos después seguir una serie de rutinas a fin de favorecer la circulación sanguínea en las extremidades afectadas. 


    http://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/remedios-curar-operacion-varices_0_586191990.html

    No hay comentarios

    Post Top Ad

    Post Bottom Ad