REMEDIOS NATURALES

[Remedios][bleft]

MANUALIDADES - DIY

[Manualidades][bsummary]

GASTRONOMÍA

[Gastronomía][twocolumns]

CÓMO actuar ante los vómitos de nuestro gato



Si el gato vomita una o dos veces, pero parece perfectamente normal antes y después, el problema no es grave y puede tratarse en casa. Los vómitos no relacionados con la alimentación son, con frecuencia, síntomas de una enfermedad infecciosa, una enfermedad de riñón o de hígado, o un trastorno del sistema nervioso central. Enfermedades asociadas con frecuencia con vómitos son: panleucopenia felina, amigdalitis, dolor de garganta, inflamación del intestino, y útero infectado (metritis aguda). En los gatos jóvenes, los vómitos repentinos con fiebre son sospechosos de panleucopenia.


A menudo es posible entender el problema de tu gato observando cómo y cuando vomita. Ten en cuenta si los vómitos se repiten, y si es así, si son esporádicos o persistentes. ¿Cuánto tiempo pasa desde que come hasta que vomita? Inspecciona el vómito en busca de sangre, materia fecal y objetos extraños.

Vómitos persistentes

El gato vomita, y después le siguen arcadas, expulsando un líquido claro y espumoso. Esto sugiere la ingestión de alimentos en mal estado, hierba, bolas de pelo, y otros indigestibles. También ciertas enfermedades como la enteritis infecciosa, que irritan el revestimiento del estómago.

Vómitos esporádicos

A veces un gato vomita de vez en cuando durante un periodo de días o semanas. No hay ninguna relación a las comidas. El apetito es pobre. El gato tiene un aspecto demacrado y parece apático. Esto sugiere una enfermedad hepática o renal, o una enfermedad como gastritis crónica, intestino irritable, bolas de pelo, fuerte infección de lombrices o diabetes mellitus.

Un cuerpo extraño en el estómago es otra posibilidad. En un gato adulto, se puede sospechar de un tumor gástrico o intestinal. Un chequeo veterinario es obligatorio.

Vómitos con sangre

La sangre roja en el vómito indica sangrado activo en algún lugar entre la boca y el intestino delgado superior. Esto es comúnmente causado por un cuerpo extraño. Si se aprecian grumitos parecidos a los granos de café, es sangre vieja y parcialmente digerida. Esto también indica un punto de sangrado entre la boca y el intestino delgado superior.

Cualquier gato que vomita sangre, tiene una enfermedad grave y debe ser visto de inmediato por un veterinario.

Vómitos con heces

Un gato que vomita algo asqueroso que se ve y huele a heces está sufriendo probablemente de obstrucción intestinal o peritonitis. Un trauma abdominal es otra causa de vómito fecal. Busca tratamiento profesional de inmediato.

Vómitos explosivos

Los vómitos explosivos son vómitos contundentes en los que los contenidos del estómago son expulsados repentinamente, a menudo a una distancia considerable. Indican un bloqueo completo en el tracto gastrointestinal superior. Cuerpos extraños, bolas de pelo, tumores y estenosis son posibles causas. Las enfermedades cerebrales que causan aumento de la presión intracraneal también producen vómitos explosivos; enfermedades como: tumor cerebral, encefalitis y coágulos de sangre.

Tratamiento casero de los vómitos

Si tienes alguna duda sobre la causa o gravedad del vómito, busca ayuda veterinaria. Los gatos que vomitan pueden deshidratarse con mayor rapidez, ya que pierden líquidos corporales y electrolitos. Si el vómito se combina con la diarrea, la probabilidad de deshidratación aumenta dramáticamente. Consulta a tu veterinario si el vómito persiste por más de 24 horas, si el gato se deshidrata, o si se repiten los vómitos.

El tratamiento casero sólo es apropiado para gatos adultos sanos y normales, que no muestran signos adicionales a los vómitos. Los gatitos, los gatos con problemas de salud existentes anteriormente y los gatos mayores son menos capaces de tolerar la deshidratación, y deben ser tratados por un veterinario.

Cuando el estómago responde con prontitud, el material extraño es expulsado. Después, un importante primer paso es descansar el estómago mediante la abstención de la ingestión de alimentos y agua por un mínimo de 12 horas. Si tu gato parece sediento, permítele lamer unos cubitos de hielo.

Después de 12 horas, si el vómito se detiene, ofrécele sorbos de agua. También le puedes suministrar una solución pediátrica de electolitos, en adición al agua.

Si tolera bien el agua, dale comida de bebé basada en carne (baja en grasas y sin cebolla). Ofrécele de cuatro a seis comidas pequeñas al día durante los próximos dos días. A continuación, vuelve a darle una dieta regular.



Fuente https://mascotaking.com/vomitos-en-los-gatos-causas-y-tratamiento/

No hay comentarios: